En la era del progreso tecnológico que vivimos, lo único que tenemos por seguro es que el cambio va a seguir dándose en nuestra sociedad. No obstante, lo más relevante del cambio no son los avances tecnológicos, sino qué relación guardan estos con una necesidad humana, que muy probablemente nos pasa inadvertida. 

Uno de los mayores avances que hemos tenido en los últimos tiempos es la inteligencia artificial (IA o AI, por sus siglas en inglés), que ahora tiene más de realidad que de ciencia ficción. Se presenta como una revolución equiparable a la que supuso la aparición de Internet y no es más (ni menos) que una combinación de algoritmos que tienen la finalidad de crear máquinas que replican las capacidades humanas.

Aunque parezca del futuro, la IA es ya presente en nuestras vidas e implica cambios comunicacionales, empresariales, financieros, sanitarios, medioambientales, y un larguísimo etc. 

¿Es la IA una amenaza para las personas?

La IA está cambiando nuestras vidas y nuestros trabajos con máquinas con capacidades humanas. Está expresamente ideada para ayudarnos y protegernos, y fue concebida para no hacer daño a las personas. Puede que pienses que el mero hecho de que una máquina pueda hacer el mismo trabajo que tú (y seguramente mucho más rápido) es ya en sí una amenaza. Pero no hay de qué preocuparse, ya que es muy difícil que una máquina llegue a igualar una de las capacidades humanas más extraordinarias que existen: la creatividad

La pócima secreta: procesos de conexión y resolución de problemas

La creatividad, junto con la innovación, se nutre de procesos de conexión: tenemos una idea y la conectamos con otra, de una manera u otra, y así es como conseguimos resultados nuevos y distintos para crear algo nuevo, diferente y útil. Porque la creatividad y la innovación no van solo de crear algo diferente, también debe ser útil para el usuario. 

Se podría decir que este proceso es fácilmente replicado por las máquinas, ya que son excelentes a la hora de almacenar y procesar datos, así como hacer conexiones entre ellos. La única y gran diferencia es que para que haya un proceso de creatividad e innovación debe existir la necesidad de resolver un problema. Si no la hay, no cabe inventar una solución, por lo que la innovación simplemente no se da. 

Un elemento clave: la empatía

Las máquinas, hoy por hoy, no saben identificar los problemas o necesidades que tenemos las personas. No tienen esa empatía de ponerse en el lugar del otro para identificar qué le hace falta. De hecho, muchas veces, ni nosotros mismos somos conscientes de esa necesidad latente, tal y como te contaba en el post anterior.

Descubrir los insights o verdades de los consumidores con un fuerte contenido emocional va mucho más allá de los datos objetivos y las respuestas que se puedan procesar. Y es por eso que hay grandes innovaciones de la historia que surgen de una necesidad que no habíamos considerado. Un claro ejemplo es el Walkman. Ningún usuario pidió poder escuchar música mientras andaba, y fue una de las innovaciones más útiles. 

Creativo no se nace, se hace

La creatividad no solo es identificar el problema a resolver: el cómo le damos la vuelta para transformarlo en solución es mucho más significativo.

 

Participación como speaker BNEW Barcelona – congreso nueva economía e industria 4.0

La creatividad y la innovación nacen de las experiencias, que nos impulsan a generar nuevas ideas y a materializarlas. Por eso, son nuestro as en la manga para evitar que una máquina nos sustituya. 

Pero no nacemos creativos. Las competencias creativas se entrenan. El design thinking nos puede ayudar a prepararnos y a empoderarnos ante cualquier reto que se presente en la empresa o en la vida. Y con esa creatividad y capacidad de innovación entrenadas, podemos alimentar a las máquinas para mejorar procesos. Así, pues, debemos considerar las máquinas como nuestras aliadas, pero jamás nuestra competencia

 

¿Quieres que entrenemos tu creatividad para echarle un pulso a las máquinas? Gracias a nuestra formación y experiencia en creatividad y metodologías de innovación, en Diana Pinos Consulting podemos ayudarte a encontrar el valor que te hace diferente e invencible. Llevamos 15 años capacitando y empoderando a empresas con herramientas y recursos nuevos para obtener estrategias más innovadoras, humanizadas y transformadoras.

Suscríbete a nuestra newsletter para entrar en una comunidad creativa y estar al día de noticias, ejemplos, casos reales y tendencias relacionadas con el mundo de la creatividad, innovación y el Design Thinking. Pasa de la idea a la acción, ¡te esperamos!

 

SUSCRIBIRME A LA NEWSLETTER